Se incrementan los subsidios por la suba del dólar 

 -  -  1


La tormenta, según la figura que gusta utilizar el Gobierno, que enfrenta el barco de la Argentina provocó que en esta semana se decidiera una ampliación presupuestaria para destinar a subsidios, lejos de la intención oficial de bajarlos y achicar su peso como porcentaje del Producto Bruto Interno (PBI).

La Decisión Administrativa (DA) 1605, publicada el lunes en el Boletín Oficial y cuestionada por algunos sectores de la oposición, reubicó partidas por $ 40.547,7 millones y generó un impacto negativo en el resultado financiero de $ 18.087,4 millones, según la Asociación Argentina de Presupuesto. Entre las partidas reubicadas, se incrementaron en $ 22.000 millones las transferencias para gastos de energía; $ 12.000 millones fueron para Integración Energética Argentina (Ieasa, aunque todavía figura como Enarsa en el Presupuesto), que los utilizará para pagar importaciones de gas, mientras que los restantes $ 10.000 millones irán para la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa), que los usará para abonar a las generadoras de electricidad. Ese último monto representan los subsidios a la generación, que todavía se paga por debajo de su costo en dólares en el mercado argentino.

Los diferentes programas que incluían esas cifras (asistencia financiera a empresas públicas y otros entes del sector energético en el caso de Ieasa; Formulación y ejecución de la política de energía eléctrica para Cammesa) tenían los créditos a punto de agotarse, debido al fuerte aumento de los precios del petróleo y la devaluación. Dos tormentas de frente.

Ya el 11 de junio, con el dólar a $ 26,50, el entonces presidente de Ieasa, Hugo Balboa, anticipaba que la necesidad presupuestaria de la compañía estatal que comandaba pasaría de $ 14.800 millones a $ 29.000 millones para este año. La abrupta pérdida en el valor de la moneda local en agosto, otra vez, hizo trizas esa cuenta.

Con todo, medidos en dólares los subsidios sí tendrán una notable baja, por la fuerte suba del tipo de cambio y la disminución real (contra la inflación anual) en los desembolsos. El crédito inicial para los subsidios a la generación de energía eléctrica fue de $ 65.372,5 millones, de los cuales transcurridas dos terceras partes del año ya se consumió un 85,1%, a un ritmo acelerado. La ampliación de la partida fue de 15,3%, según el análisis de la Dirección de Análisis Fiscal de la ASAP. Fuentes de Cammesa confiaron, semanas atrás, que esos desembolsos se quedarán igualmente cortos.

El costo monómico de la electricidad es de u$s 74,8 por MWh. El Gobierno trabaja para abaratarlo, con licitaciones de gas, que es el principal componente de la matriz eléctrica.

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: El Cronista
41 views
bookmark icon