Los productores recibirán casi 32 mil millones de pesos

 -  - 


El proyecto de Presupuesto Nacional enviado para su discusión contempla ingentes sumas para subsidiar al sector energético, tanto para la oferta como para la demanda. El presupuesto 2019 contempla mayores subsidios a la oferta que a la demanda en gas natural

El Programa 73, (Formulación y ejecución de Política de Hidrocarburos) plantea que el objetivo de ese programa es “asegurar el abastecimiento energético y garantizar a toda la población el acceso equitativo, confiable y asequible a la energía de manera sostenible, en materia de recursos hidrocarburíferos” y que dentro de este marco, “las iniciativas están orientadas al restablecimiento de los principios de libre disponibilidad de los hidrocarburos y el libre juego de la oferta y la demanda en la determinación de sus precios, dentro del marco de restricciones necesarias para priorizar el abastecimiento del mercado interno y la prevención de conductas anticompetitivas, en los términos que surgen de las Leyes Nº 17.319 y Nº 24.076 y sus normas modificatorias y complementarias.”

Señala también que “estas iniciativas promueven el crecimiento del nivel de empleo, inversión y actividad tanto en el sector de exploración y explotación de hidrocarburos y de servicios” así como en  “los sectores de refinación y comercialización de combustibles y sus derivados, contando con la participación activa de todos los actores: gobierno nacional, gobiernos provinciales, empresas, sindicatos, y consumidores”

Subsidio a la oferta

El proyecto de presupuesto contempla a los distintos programas que incentivan la producción de gas natura “no convencional”. El denominado programa “Programa de Estímulo a la Inyección de Gas Natural para Empresas con Inyección Reducida” (Plan Gas II) ideado por la Comisión de Planificación y Coordinación Estratégica del Plan Nacional de Inversiones Hidrocarburíferas (Resolución 60/2013) recibirá $ 256.240.000 destinados a tal fin.

Por su parte el “Programa de Estímulo a los Nuevos Proyectos de Gas Natural” (Plan Gas III – Resolución CPyCE del PNIH Nº 74/2016) recibirá $ 2.923.760.000

La estrella presupuestaria será la Implementación del “Programa de Estímulo a las Inversiones en Desarrollo de Producción de Gas Natural Proveniente de Reservorios No Convencionales” (Resolución MINEM Nº 46/2017) con $ 28.700.000.000. La suma total prevista asciende a los $ 31.880.000.000.

Subsidio a la demanda

Por su parte, los subsidios a la demanda de Gas Natural y GLP sumarán $ 13.581.302.363.

Los mismos tendrán como destino la compensación de los menores ingresos que las Licenciatarias del Servicio de Distribución de Gas Natural por Redes, por la aplicación de beneficios y/o bonificaciones a los usuarios beneficiarios de la tarifaria del servicio de distribución de gas natural por redes y de los mayores costos del GNC respecto a los establecidos para su reconocimiento en las tarifas.

Las compensaciones será también aplicable a aquellas Subdistribuidoras que adquieran el gas natural directamente a los productores y/o comercializadores de gas natural.

¿Qué es un subsidio?

Un subsidio, es —entre otras cosas— un estímulo de la economía y se aplica para estimular o permitir el consumo o la producción de un bien o servicio. Algunos economistas lo denominan “impuestos inversos” y se otorga generalmente para cubrir la diferencia entre el precio real de un bien o servicio que paga el usuario y el precio real cobrado por el oferente del bien y/o servicio. Y se denominan “subsidios a la demanda”.

Para otros, son mecanismos artificiales que modifican la asignación natural de recursos de la economía, que son perjudiciales porque consideran que la asignación de dichos recursos debe ser efectuada por el “mercado”.

Esos subsidios también suelen a las empresas privadas, con el fin de evitar que posibles aumentos de tarifas lleguen a los consumidores finales de los productos o servicios que ellas proveen y se denominan “subsidios a la oferta”.

Pesada herencia

El Estado aún debe a los productores gasíferos unos US$1.583,27 millones (algo así como $ 63.320 millones) que comenzará a pagar en 30 cuotas mensuales a partir de enero de 2019,  en concepto de estímulos impagos del Plan Gas correspondientes al 2017. Asi lo negoció el ex ministro Juan José Aranguren.

La principal acreedora es YPF con US$ 792,1 millones, seguida por Pan American Energy con US$162,9 millones, Total con US$ 159,5 millones, Wintershall con US$120,8 millones, y Pampa con US$ 90,9 millones. y siguen las acreencias a CGC, Petrobras, Sinopec, Tecpetrol, Shell y Exxon.

Esa deda fue renegociada por el ex ministro Aranguren y publicada en la Resolución, 97/2017. La misma será cancelada a partir del 1 de enero de 2019 en 30 cuotas mensuales. El pago será en pesos calculando el tipo de cambio mayorista promedio mensual del mes anterior a la cancelación.

Según los productores la duda que surge es que si en enero de 2019 se establecezca el monto en pesos al tipo de cambio de diciembre, pero que al final se termine pagando tres o cuatro meses después.Según la la ASAP, en 2017 el Estado nacional pagó $ 21.900 millones por el Plan Gas y en 2016 $ 43.100 millones aunque, afirma la entidad, en este año se contabilizaron gastos devengados en 2015 que no fueron correctamente imputados.

96 views
bookmark icon