Gas, petróleo y derivados ahora tienen derechos de exportación

 -  -  6


Con el objetivo de reducir el rojo fiscal, estimado en 1,3% del producto bruto interno (PBI) el ministro Dujovne anunció medidas para reducir el déficit primario a cero por ciento en 2019, lo que representa un ajuste de US$ 6 mil millones .

Dujovne anunció recortes por 0,7 por ciento del PBI en inversiones públicas, en 0,5 por ciento en subsidios a transporte y energía, y en 0,2 por ciento en remuneraciones y gastos corrientes.

“Vamos a generar recursos adicionales por 1.1 del PBI por un derecho de exportación —evitó el término “retenciones”— transitorio entre 2019 y 2020 que se cobrará de $ 4 por cada dólar exportado. Entonces, el derecho de exportación será de $4 por dólar”, explicó.

Los $ 4 por dólar se aplicarán a la producción primaria (productos no industrializados como el gas o el petróleo o con escaso valor agregado) y $3 a los productos manufacturados.

También se adelantará el cronograma de reducción de los derechos de exportación de la soja y sus derivados, confluía en diciembre del 2019, al día de hoy. Es decir que la reducción del subsidio regirá desde mañana. “La recaudación adicional del nuevo derecho de exportación transitorio como medida de emergencia, es de 68 mil millones de pesos en lo que resta del año”, dijo.

El impacto de esas medidas de ajuste se traducirán en menos obra pública, aumento en las tarifas de servicios de luz, gas y agua —lo que significará un fuerte costo político— y una reducción de la masa salarial de los empleos. Mientras que en el caso de los subsidios al transporte, el ministro resaltó que pasará a ser responsabilidad de los gobiernos provinciales y municipales. Las provincias no lo hicieron público, pero vienen rechazando la idea desde hace mucho tiempo.

Antes del anuncio de las medidas el presidente Mauricio Macri se disculpó con el sector agropecuario, pero acto seguido el ministro Dujovne clavó la daga. Las medidas para aumentar los ingresos a las arcas estatales no sólo no significarán la suspensión de la baja a las retenciones a la soja y la restitución de las retenciones al trigo y el maíz, como se especuló el fin de semana, sino que se impondrán derechos a las exportaciones. Estos derechos incluyen petróleo, gas, derivados y biocombustibles.

Las mediciones previas indican que el campo y la industria tolerarían un tiempo más la situación en pos de una definitiva normalización de la economía del país.

De cumplirse las expectativas expuestas, la Argentina recuperaría el equilibrio fiscal un año antes de lo previsto. Las medidas generarían un ahorro de US$ 6.000 millones según Dujovne, se llegaría a un superávit del 1% sobre el PBI, con un ahorro de US$ 5.200 millones.

Meta ahorro

La ambiciosa meta fiscal,implicará una reducción de las inversiones. Se reducirá la partida en 0,7 puntos del PBI, con un ahorro del 50% en ese renglón.

Algo similar ocurrirá con la eliminación de subsidios, donde el recorte representará 0,5% del producto. Según Dujovne, podrá legarse a esa meta si se traspasa ese gasto a las provincias, que absorberán los subsidios a la tarifa social eléctrica y al transporte automotor.

Dujovne anunció también un recorte del 0,2% del PBI en las remuneraciones y los gastos operativos del Estado. El guarismo surge de la reducción del 20% en bienes y servicios y en el congelamiento de los ingresos de personal de la administración pública. La recomposición salarial no podrá superar a la inflación.

“En el 2019 vamos a ir por un equilibrio fiscal y vamos a ahorrar US$6.000 millones que no necesitamos financiar con los mercados”, sostuvo Dujovne.

“De la reducción, 1,3% del PBI lo estamos logrando con el aumento de ingresos, mientras que el 1,4% se genera con una baja del gasto público. Es un esfuerzo balanceado entre ingresos y gastos, continuamos con la política de reducción de gasto”, dijo Dujovne.

6 recommended
165 views
bookmark icon