Tormenta de frente y con granizo: el dólar y el crudo motorizan la inflación

 -  -  6


El precio del crudo, a paso cansino, no para de subir. En oportunidades lo hace a un dígito diario y por momentos parece no moverse, pero el “serrucho” mantiene su tendencia ascendente y con firmeza. Con el Brent a casi US$ 77  y el WTI rozando los 70, el mercado interno sufre inestabilidad y ajustes permanentes en el precio de los derivados.

El aumento del “commoditie” oscila entre los 4 y 6 dólares de aumento a fines de agosto; fuentes del sector refinador estiman que el ajuste en el precio de las motonaftas podrían reflejar en el surtidor hasta un 10% adicional si se suma el ajuste impositivo previsto para estos días.

Joropo

La caída de la producción venezolana, es la principal responsable de impulso al precio internacional: registra una caída de un millón de barriles diario desde el año pasado.

La política de recortes de la OPEP + Rusia viene dando su frutos. Independientemente de la fuente (la EIA dice que la producción está en 1,35 millones diarios mientras que Venezuela declara 1,4 millones) y de los recortes del cartel, hace dos años nadie esperaba semejante calamidad, incluso en las reuniones de la OPEP del 2015 Venezuela se había comprometido a recortar cien mil barriles diarios.

A esta reducción en la oferta internacional, ese debe agregar la influencia de factores que alimentan la especulación. Las inminentes sanciones de Estados Unidos contra Irán, y la guerra comercial con China, balancean el precio. Por un lado las sanciones lo empujan al alza, mientras que las guerra comercial empuja a la baja por una eventual caída de la demanda.

Irán exporta unos 2,5 millones de barriles por día de petróleo, pero se calcula que cuando comiencen a regir las sanciones de EE.UU. (1 de noviembre), las exportaciones caerían. por otra parte, una guerra comercial prolongada entre Washington y China puede frenar el crecimiento global y pesar en la demanda.

Recuperación

A principios de agosto, el Brent había cerrado a US$ 73,21 y un mes después a US$ 76,21, un alza del 4%. Pero entre esas fechas el dólar se pasó de $ 28,02 a $ 31,57, una suba del 12,6%.

Por su parte, las refinadoras buscan recuperar el nivel de precios de mayo cuando se había acordado con J.J. Aranguren un congelamiento que solo duró lo que dura el amor de una botinera.

Según la Federación de Expendedores de Combustibles, el acuerdo de precios firmado a comienzos de mayo entre el Ministerio de Energía y las principales hidrocarburíferas, el precio del gasoil registra un atraso  del 14,2%, la nafta premium un 10,4 %, la nafta súper un 14,9%.

La Federación dijo también que “la facturación total de las estaciones de servicio de Argentina, por venta al público de combustibles líquidos (gasoil y naftas) y GNC, durante julio de 2018, fue de $29.030 millones (sin impuestos), un 54,5 % por encima del monto facturado en julio de 2017, por arriba del 30,8% de inflación registrada en el país durante el periodo”.

6 recommended
104 views
bookmark icon