Europa alarmada por los fuertes aumentos de las tarifas eléctricas

 -  - 


Se apunta a las altas temperaturas y al encarecimiento del crudo sin medir la eficiencia de las renovables. Los precios de la electricidad aumentaron: 51 por ciento en Alemania durante su expansión de la energía solar y eólica de 2006 a 2016; 24 por ciento en California durante su construcción de energía solar desde 2011 hasta 2017; más del 100 por ciento en Dinamarca desde 1995 cuando comenzó a desplegar energías renovables (principalmente eólica).

¿Qué significa? Si los paneles solares y las turbinas eólicas son más baratos, ¿por qué el precio de la electricidad aumentó en lugar de disminuir?

¿Porqué el precio de la generación de fuente renovable acompaña el precio del crudo?

Son muchos los interrogantes que aún no fueron dilucidados. ¿Cuando se beneficiará el consumidor?

El precio de la electricidad se incrementó fuertemente en  toda Europa. La ola de calor que arrasa Europa, desde Laponia hasta Gibraltar, elevó la demanda eléctrica en todos los países, vía aires acondicionados para  soportar  las altas temperaturas que rozan los 40 grados.

Este es el principal problema. Pero además la generación con combustibles fósiles aumenta en  verano con la intermitencia de la generación renovable. Europa confió más en la eólica que en otras tecnologías.

La fotovoltaica es incapaz de tirar el precio hacia abajo y una mayor generación con carbón y gas natural dispara los precios.

A ello, hay que sumar el precio del CO2. Hace solo un año, el precio en el mercado de emisiones era de poco más de US$ 6/tCO2e. Hoy, se ha más que triplicado hasta los US$ 20,11 /tCO2e. Y no para de subir. A mayor producción con térmicas de carbón y ciclos, más caro si se le añade el precio del CO2.

El factor fósil

Además, el precio de las materias primas tampoco acompaña. El petróleo, el gas y el carbón se siguen manteniendo altos respecto a años anteriores y eso también se traslada a los precios de la electricidad.

Por varios años no se veian a siete mercados eléctricos europeos por encima de los US$ 70 MWh. Solo se excluyen Alemania y los países escandinavos pero no por mucho, ya que a fin de julio se ubicaban en alrededor de US$ 64 MWh.

En la gráfica se puede ver cómo a principios de julio  hubo tres mercados, el ibérico, Reino Unido e Italia, que ya comienzan altos y como a lo largo del mes el resto de mercados van poco a poco subiendo para converger en los 6US$ 69,60 MWh. Incluso se puede ver cómo la mayor subida se ha producido en la última semana, donde se ha pasado de unos US$ 54,50 MWh a US$ 75,40 MWh en algunos mercados como los Países Bajos.

En la siguiente gráfica vemos como el precio medio mensual ha ido subiendo en todos los mercados desde el pasado mes de abril.

 

Estos precios del mes de julio están muy por encima de lo que ha sido la media de los últimos cuatro años. Actualmente la electricidad más cara es la de Reino Unido con US$ 75 MWh, seguida de Italia US$ 72,22 MWh, y España, US$ 71,43 MWh. El salto es importante, más de US$ 11,60 MWh más caro que la media de los últimos cuatro años.

Pero la diferencia es aún mayor en los mercados normalmente más baratos como Alemania, Francia y los nórdicos.

En estos casos hay diferencias de US$ 23,20 MWh. En Alemania se ha pasado de US$ 36,77 MWh de los últimos cuatro años a casi US$ 58 MWh en julio de 2018, y en Francia de US$ 37 a 59 En el caso de los escandinavos la diferencia es abismal, ha subido el precio un 130% respecto a la media.

En estos países es donde también se ve una mayor diferencia de junio a julio. Solo en un mes el precio medio de Francia ha subido un 21%, en Alemania un 16% y en los Nórdicos un 15%. En el caso de España, la subida del pool ha sido del 5%.

El precio medio de la electricidad en lo que va  del 2018, está subiendo prácticamente en todos los países europeos, a excepción del mercado ibérico y de Francia. Pero todo indica que España y Portugal acabarán el año con una subida del precio medio del pool anual respecto a 2017 como el resto de mercados.

En el segundo grafico se puede ver cómo el precio de la electricidad en 2018 está siendo el más caro en cada uno de los mercados de los últimos cinco ejercicios.

En concreto, la mayor subida la protagonizan los países escandinavos con un incremento del 57,5%, seguido de Países Bajos (26%), Portugal (25,6%), España (24,6%) y Alemania (22%).

118 views
bookmark icon