El gobierno prepara un llamado para licitar áreas “off shore” 

 -  -  1


El aumento de las reservas en necesario para lograr el autoabastecimiento y la exportación de energía. Si bien Vaca Muerta es la gran esperanza de la Argentina, el gobierno intenta  mejorar las chances diversificando las posibilidades y diversificando también el riesgo. Al respecto el Ministerio de Energía ha elevado a Presidencia las bases para el llamado a licitación para adjudicar permisos de exploración off shore.

Se trata de 38 bloques ubicados en el Mar Argentino, que totalizarán unos 200.000 kilómetros cuadrados. Resulta difícil conocer los resultados previamente, pero se descuenta que habrá empresas que ofertarán por áreas de las que se conjetura la existencias de hidrocarburos, pero el alto costo de exploración y el riesgo regulatoria han frenado su desarrollo desde hace décadas.

Si bien es más “segura” la exploración y producción de hidrocarburos convencionales “on shore”, desde hace décadas la exploración “off-shore” viene dando buenos resultados a la francesa Total en las áreas ubicadas frente a las costas de Tierra del Fuego.

Las inversiones son extremadamente altas en ese tipo de exploraciones, por lo que las empresas que participan en las operaciones son pesos pesado de muy profundos bolsillos. La licitación ya había sido anunciada el año pasado pero no cuajó.

En aquella oportunidad grandes jugadores como Shell y la noruega Equinor (ex Statoil) habían dejado trascender interés en las áreas están considerando participar en las licitaciones. Exxon y Chevron también mostraron interés en las áreas.

Las tres cuencas representan en total una superficie a ser explotada de más de 225.00 kilómetros cuadrados, con bloques delimitados dentro de esta superficie .

La cuenca de mayor tamaño es la Cuenca Argentina Norte, de 130.000 kilómetros cuadrados, seguida por la Cuenca Malvinas Oeste, de 90.000 kilómetros cuadrados. La menor de todas es la Cuenca Austral Norte, con una extensión de 5.000 kilómetros cuadrados, y tanto la Austral como la Malvinas están en el sur del país, mientras que la Argentina Norte se extiende desde el sur de Buenos Aires hasta el límite con Uruguay.

Aunque resulta difícil estimar montos de las potenciales inversiones, los observadores estiman que la banda se ubica —inicialmente— entre US$ 500 millones y US$ 1.500 millones.

Caída

Las inversiones en exploración convencional vienen declinando sostenidamente y son responsables de la fuerte caída de la producción. Pero la mejora en el precio internacional del crudo, los nuevos convenios laborales y un dólar más competitivo parecen abrir mejores perspectivas para la exploración.

Aunque la licitación ya había sido anunciada el año pasado para ser efectivizada en julio, los cambios de Gabinete demoraron la implementación. El mercado está a la expectativa de que se sanciones el decreto ordenando la licitación y la posterior publicación de las bases y condiciones.

ExxonMobil y Anadarko Petroleum, la británica BP (ex British Petroleum), la angloholandesa Shell, la francesa Total, la estatal noruega Equinor, la china CNOOC, la malaya Petronas, la italiana ENI y la propia YPF estaría interesadas en la Cuenca Argentina Norte por ser la más grande y la menos explorada de las tres. La Cuenca Austral, mientras tanto, sería de mayor interés para la explotación de gas para el mercado local.

Fuentes del sector indicaron que en este tipo de licitaciones tiene prioridad el monto de inversión comprometida, además de respaldar las ofertas con garantías ténicas y económicas.

Según trascendió, habrá un primer período de cuatro años donde no habrá obligación de perforar. A partir de ese plazo la perforación para producir, de lo contrario deberá cederse el área.

96 views
bookmark icon