El caso Skanska pone de relieve las tensiones entre Techint y el gobierno de Kirchner

 -  - 


La semana pasada declaró uno de los máximos ejecutivos de grupo Techint, Luis Betnaza, quien reconoció pagos ilegales a funcionarios kirchneristas, pero también mostró que hubo una relación tensa con la Casa Rosada, fundamentalmente por la expropiación de los activos del grupo en la Venezuela de Hugo Chávez .

Por su parte, la cabeza del grupo, Paolo Roca, en una reunión organizada por la Asociación Empresaria Argentina (AEA), dijo que “Techint no participó en el club de corrupción de la obra pública de ninguna manera”. Dijo también que “A lo largo de los últimos 12 años Techint, que es la compañía de mayor potencial (en obra pública), logró solo el 1% de la inversión gestionada por el Ministerio de Planificación”.

Por su parte, en sede judicial, Betnaza admitió que se pagaron cerca de US$1 millón a funcionarios de Cristina Kirchner para que interpusieran acciones en defensa de los intereses argentinos y destrabaran el pago de la indemnización de US$ 1.900 millones por expropiación de la metalurgica Sidor, perteneciente al grupo.

Animadversión

Betnaza afirmó también que Techint quedó fuera de la obra pública en la Argentina por cortocircuitos con el Poder Ejecutivo, porque no se prestaron “al pago de sobornos ni contribuciones”.

Betnaza declaró que Techint se enfrentó con el presidente Néstor Kirchner “por una discrepancia inaceptable en la construcción de dos centrales compresoras de TGN”, en alusión a Transportadora de Gas del Norte.

El juez Casanello también indagó sobre las plantas compresoras a las que aludió Betnaza, en las que participaron Skanska y las empresas Contreras Hermanos y BTU, de Carlos Mundín, detenido por los cuadernos de la corrupción y señalado por los exejecutivos de Odebrecht devenidos delatores como uno de los empresarios más cercanos a De Vido.

Por esa causa, en 2007 fueron llamados a declarar Daniel Cameron en su carácter de secretario de Energía, el vicepresidente del Enargas, Hugo Muñoz, el director del organismo, Mario Vidal y el subsecretario de Combustibles, Cristian Folgar.

Los funcionarios pertenecían a la línea media de mando e integrarían la Unidad Ejecutora de Obras Fideicomiso Gas, Area de Seguimiento y Control de Gestión. Esas divisiones corresponden a las áreas de Enargas y de Fideicomiso del estatal Banco Nación, de donde surgieron los primeros expulsados del gobierno por sospechas de corrupción: Fulvio Madaro, y Néstor Ulloa.

Un tramo de la causa Skanska terminó en manos de Norberto Oyarbide, pero tras su apartamiento y el cambio de gobierno, el juez Sebastián Casanello procesó, en noviembre de 2017, al exministro de Planificación Julio De Vido, a su exsecretario de Obras Públicas José López, a ejecutivos locales de la multinacional y a responsables de las facturas truchas.

Presión operativa

En Techint reafirmaron ayer el testimonio de Betnaza y su énfasis sobre los sobreprecios detectados en la construcción de las tres plantas compresoras. “Tras evaluar las ofertas recibidas e intentar infructuosamente una reducción de los precios ofertados, TGN recomendó por escrito a las autoridades declarar desierto el concurso, en atención a los significativos desvíos respecto del presupuesto elaborado por TGN (+152%), desvíos para los cuales TGN no encontraba una explicación técnica ni económica”, indicaron. “Sin embargo, invocando razones de urgencia, el Enargas ordenó adjudicar las obras de ampliación de cada una de las tres plantas mencionadas a las firmas BTU, Contreras Hermanos y Skanska”, lo que derivó en la investigación penal. “TGN pudo acreditar no solo que era ajena a cualquier conducta ilícita, sino también que había alertado a las autoridades de la existencia de sobreprecios injustificados”. subrayaron.

186 views
bookmark icon