RENOVABLES

Críticas al complejo hidroeléctrico Potrero del Clavillo-El Naranjal 

• Bookmarks: 8


El gobierno nacional analizaba la posibilidad de licitar, probablemente antes de fin de año, el proyecto hídrico Potrero del Clavillo-El Naranjal, entre las provincias de Catamarca y Tucumán, en el marco del ya mítico Plan Belgrano.

El proyecto “está en estudio por parte del Ministerio de Energía y Minería y de la Secretaría de Recursos Hídricos, con miras a su próxima licitación”, confirmó el secretario de Infraestructura del Plan Belgrano.

Al disertar en el congreso de Maizar (Asociación Maíz y Sorgo Argentino), que se desarrolla en Parque Norte, Ascárate recordó que el emprendimiento “podrá general hasta 315 Gwh por año”, ya que la potencia prevista es de 125 Mw.

El emprendimiento contempla la construcción de dos represas sobre los ríos Las Cañas, Gastona y Medina -Potrero del Clavillo y El Naranjal- y se estima que demandará una inversión de 1.000 millones de dólares (con 650 millones y 350 millones de dólares, respectivamente).

Entre los beneficios futuros de la obra se destacan, además de la producción de energía eléctrica, el almacenamiento de agua para riego; la morigeración de las inundaciones (al controlar las crecidas del río Medina); la recuperación de hectáreas de tierra productiva; y el fomento del turismo y la pesca.

“Con el precio actual de la energía, de 105 dólares el megawatt, el proyecto se podría financiar en un plazo de 18 años, con  una concesión que se extendería hasta 30 años”, sostuvo el coordinador de Infraestructura del Plan Belgrano.

La realización del proyecto podría encuadrarse en el programa de participación público privada (PPP), para lo cual las provincias de Catamarca y Tucumán deben solucionar aún aspectos administrativos.

Objeciones al proyecto

Franklin J. Adler es un ingeniero civil hidráulico, de la UNT y fue jefe de Proyectos de Obras Civiles e Hidráulicas y jefe de Estudios Básicos en la estatal Agua y Energía. Adler califica como discutible la decisión de construirlo y ha dicho que la seriedad y profundidad de su análisis amerita que se hagan públicos, antes de llevar adelante los actos licitatorios, para que la sociedad lo conozca y lo debata.

Según Adler de las laderas del Aconquija solo se captan afluentes del río Medina hacia el dique Potrero del Clavillo y desde allí a la usina generadora, pero no se captarán afluentes del Gastona porque las obras estarían dentro del Parque Nacional. Ello produce una fuerte merma en el volumen de agua aprovechada.

El proyecto de la UNT, que el Gobierno nacional quiere licitar, se refiere a las obras de la cuenca alta y darían como beneficio, 310 millones de kwh. de electricidad/año; regadío para más hectáreas; agua para industrias y la población. Además se arguye que traerá protección contra inundaciones en el área Concepción-Aguilares. Para ello se prevé una inversión de 617 millones de dólares. Para la cuenca baja, presa El Naranjal, se firmó con la UNT, un contrato para la elaboración del proyecto de ingeniería, en continuación del anterior. Actualmente, es solo un esbozo sujeto a investigaciones y estudios.

Desde el Plan Belgrano expresan que se pretende contribuir a la realización de obras de infraestructura que promuevan la producción y que tengan beneficios de alcance regional, pero Potrero el Clavillo otorgaría beneficios sólo para Tucumán. En el NOA, las obras hídricas significativas que pueden tener beneficios de alcance regional, o al menos para más de una provincia, son las factibles en la Alta Cuenca del río Bermejo.

En todo el resto, en general, los beneficios de regadío y abastecimiento a industrias y población se concentran en la provincia donde se ejecutarán las obras. Los 310 millones de kwh. (310 Gwh) anuales son un magro beneficio frente a inversiones de tanta magnitud, cuando se compara con el consumo total de 5.110 Gwh que tienen actualmente (2015) en conjunto Tucumán (3.108 Gwh) y Catamarca (2.002 Gwh).

Es decir que, una vez concluidas las obras en el plazo previsto de 5 años -seguramente será mucho más-, ante el crecimiento constante de la demanda de electricidad, la obra aportaría un ínfimo porcentaje de las necesidades de ambas provincias (menos del 5%). La naturaleza del aprovechamiento, con largos túneles y pozos en roca, diques y caminos de acceso en montaña, la caracteriza como de muy alta inversión y al SADI le resulta más económico abastecer a ambas provincias a partir de otras fuentes de generación hidroeléctrica más económicas (Cuyo, Comahue y la Patagonia).

El SADI puede transferir por las redes de líneas de alta tensión, energía generada en cualquier parte del país. Es decir que, para abastecer de energía eléctrica, en porcentajes ínfimos en relación con el consumo actual de Tucumán y Catamarca, el SADI puede hacerlo a costos mucho menores que el resultante de Potrero del Clavillo. Ambas provincias consumen un ínfimo 4% del mercado eléctrico nacional. Es fundamental considerar que la legislación vigente no permite el uso de energía unilateral, "sin entrar” en el sistema.

En otras palabras, Potrero del Clavillo no garantiza que Catamarca disponga de energía suficiente para cubrir su demanda. Un ejemplo claro es Córdoba: a través de sus presas tiene generación superior a su demanda –incluida la Central Nuclear de Rio III- y sin embargo CAMMESA decide cortar o reducir el consumo de Córdoba cuando la demanda nacional supera a la oferta de generación.  Las críticas se extienden también a los aspectos ligados al uso del agua, embalse y riego.

8 recommended
2136 views
bookmark icon