Procesaron a Julio De Vido y Daniel Cameron y a Christian Folgar por favorecer a Odebrecht

 -  -  9


 

 

 

El exministro kirchnerista Julio De Vido fue procesado, acusado de beneficiar a la empresa brasileña Odebrecht con contratos para la construcción de gasoductos durante su gestión por US$ 2.300 millones.  Lo dispuso el juez Daniel Rafecas; se investigan las maniobras tendientes a beneficiar a los brasileños en los gasoductos

Rafecas afirmó en su resolución que De Vido avaló “actos tendientes a beneficiar a Odebrecht” y describió las pruebas que involucran tanto al exfuncionario de Planificación Federal (que permanece detenido por otro caso de corrupción) con el exsecretario de  Energía Daniel Cameron, también procesado.

Según la resolución “Cameron, Folgar y Marcheschi, ex funcionarios del área de Energía, en calidad de coautores, junto con la participación necesaria de De Vido, desde su rol de Ministro de Planificación Federal, realizaron una serie de actos tendientes a favorecer de la Constructora Norberto Odebrecht para que esta resultara adjudicataria de los contratos para la construcción de la obra denominada “Ampliación Gasoductos TGS y TGN –obras 2006/2008–, contratos que debían ser negociados libremente por la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico S.A. (CAMMESA) y que en cambio fueron acordados bajo el condicionamiento establecido a través de las acciones singulares y conjuntas de los funcionarios de esa cartera ministerial”.

El magistrado aseguró que hubo decisiones administrativas que “todo el proceso licitatorio habría estado enderezado desde un principio a la adjudicación del negocio a Odebrecht”. Y hasta reveló la existencia de un memorándum de entendimiento entre la empresa y la Secretaría de Energía para que Odebrecht fuera el beneficiario.

“Se dio por probado que el exministro De Vido creó el marco normativo necesario para que, desde la Secretaría de Energía, en negociación con Odebrecht, se procediera al llamado a una licitación privada que en lugar de hacerse a través de las empresas privadas licenciatarias TGN y TGS, como se hiciera hasta ese momento, se realizó a través de la empresa de firma mixta Cammesa, que fue quien finalmente le adjudicó, en un proceso sospechado, el negocio a Odebrecht“, sostuvo el juez.

El magistrado detalló que el proceso comenzó en 2005 cuando el entonces CEO de Odebrecht en la Argentina, Flavio Bento Faria, envió una carta al gobierno para expresarle su intención de que su empresa participara en la obra multimillonaria. Y agregó como otra prueba de su participación la modificación de las bases de la obra, tendiente a beneficiar a la compañía.

La licitación realizada por Cammesa (empresa mixta que controla el mercado energético) tuvo como otros oferentes a Camargo Correa y Benito Roggio, dos empresas también involucradas en otros escándalos de corrupción por carterizar obras con Odebrecht. El juez consideró que la competencia entre las empresas fue “meramente formal y aparente” ya que ambas incumplieron las condiciones del pliego.

Por último, Rafecas consideró que debido al elevado monto del contrato y a la extensión territorial de la red de gasoductos era prácticamente imposible que tanto De Vido como Cameron no conocieran, al menos, los rasgos generales de la maniobra.

Es la primera causa vinculada al Lava Jato, el mega proceso de corrupción que tuvo su origen en Brasil, que llega a acusar a exfuncionarios y empresarios en la Argentina. Es inminente la resolución de otra causa, que investiga irregularidades en la construcción de plantas potabilizadoras de AySA, que también involucra a funcionarios de la empresa pública de aguas.

9 recommended
85 views
bookmark icon