El gas natural avanza en el mediterráneo oriental

 -  -  17


Hace poco más de un mes, el gas natural comenzó a fluir abundantemente del yacimiento “Zohr”, en Egipto. Esto podría transformar al país en independiente en materia energética y hasta en un animado exportador.

Por Emilio J. Cárdenas (*)

Ese yacimiento contribuye a transformar al subsuelo del Mediterráneo Oriental en una importante fuente de provisión de gas natural. En efecto, la estatal petrolera italiana Eni comanda –en paralelo- la puesta en marcha de ese importante proyecto de explotación gasífero que está transformando la matriz energética de Egipto.

Ese yacimiento se suma a los descubrimientos ya realizados en el subsuelo marítimo en Israel y Chipre de los que ambos países y el Líbano han comenzado ya a beneficiarse. En momentos en que la producción de los yacimientos del Mar del Norte está ya declinando, lo antedicho es importante para las posibilidades de un abastecimiento variado a los países europeos.

No obstante, la región del Mediterráneo Oriental tiene una serie de riesgos geopolíticos que componen signos de interrogación acerca de la posibilidad de explotar al máximo los descubrimientos de gas natural realizados. Pero así como esto puede generar obstáculos, lo cierto es que puede también transformar la geopolítica y la economía del rincón del Mediterráneo que hoy procura activamente extraer del lecho del mar el gas natural, acercando a algunos de sus principales actores. Esto pese a que, en Europa, la provisión de gas no tiene mayores problemas, puesto que Rusia lo vende abundantemente en sus mercados vecinos, transportándolo con una adecuada red de cañerías. Pero la posibilidad de contar con más de un proveedor no es un tema menor.

El desarrollo de “Zohr” podría financiarse, al menos parcialmente, a través de exportaciones. Lo mismo seguramente puede ocurrir con el yacimiento “Afrodita” descubierto cerca de Chipre en el 2011. A todo lo que se agrega que Israel comenzó el año pasado a desarrollar su yacimiento costa afuera denominado “Leviatán” en un proyecto liderado hasta ahora por Noble Energy. A lo que hay que sumar la puesta en marcha de la explotación de los yacimientos “Karish” y “Tanin”, en el mar adyacente a Grecia.

Israel ya tiene el acuerdo político doméstico necesario para llevar parte del gas generado por su subsuelo marítimo a Italia, a través de Chipre y Grecia. El tema no es simple desde que hablamos de distancias del orden de los 2.000 kilómetros y de profundidades cercanas a los 3 kilómetros.

Respecto del gas natural que fluye en torno a Chipre, los reclamos soberanos de Grecia y Turquía, así como los de las dos secciones en las que todavía se divide la isla, deberán ser cuidadosamente alineados y coordinados. Turquía mantiene un buque sísmico al norte de la isla como señal inequívoca de su voluntad de no ser dejado de lado en la explotación de los descubrimientos de gas natural. Hablamos, sin embargo, de proyectos complejos que requieren financiamiento y con altos costos. Por ello el yacimiento “Afrodita” antes mencionado no ha comenzado a explotarse todavía, pese a que fue descubierto hace ya seis años.

De todos los descubrimientos recientes de gas natural en el subsuelo del Mediterráneo Oriental el realizado en “Zohr” es el que ha avanzado más rápido, puesto que ya está en explotación pese a que su descubrimiento tiene apenas 3 años. Quizás la existencia de un amplio mercado doméstico en Egipto actúa como acelerador de este proyecto.

El caso también mencionado de “Leviatan” tardó 7 años en comenzar a ser explotado, fundamentalmente por dificultades políticas en Israel que tuvieron que ver con la manera de explotar el descubrimiento y con la utilización de su producción.

En el caso de Egipto hay que mencionar también los recientes descubrimiento de la multinacional BP en el delta del Río Nilo, con cuya producción se espera Egipto podría comenzar a exportar en el 2020, a lo que debería agregarse las exportaciones de gas licuado de su subsuelo mediterráneo.

Todo lo antedicho sugiere que un nuevo polo en materia de explotación y transporte de gas natural es ya una realidad en las costas de Egipto, Israel, Chipre y Líbano, con todo lo que ello supone para los países nombrados.

(*) Ex Embajador de la República Argentina ante las Naciones Unidas.

17 recommended
315 views
bookmark icon