El IAE reclama un cambio de paradigma

 -  -  9


El Instituto Argentino de la Energía “General Mosconi” (IAE) planteó en un informe que “es necesario cambiar el paradigma en materia de hidrocarburos” que permita revertir dos décadas de retracción en la producción de gas y petróleo, para lo cual planteó la necesidad de “retomar la exploración convencional olvidada”.

El instituto que preside el ex secretario de Energía Jorge Lapeña también se manifestó en favor de “hacer una auditoría independiente de todas las reservas de hidrocarburos en todo el territorio nacional, una asignatura pendiente sin la cual ninguna decisión estará basada en datos ciertos”.

El trabajo analiza que “la Argentina está en decadencia energética desde hace varios lustros y esa decadencia se focaliza prioritariamente en el petróleo y en el gas natural” y que atribuye a “un error estratégico de los últimos 25 años de abandonar la inversión de riesgo en exploración de hidrocarburos en cuencas convencionales”.

“Las cuencas sedimentarias en los 110 años de historia petrolera han sido exploradas apenas en un 25% sobre el total disponible”, afirmó el IAE lo que le permita aseverar que “es notoria la virginidad hasta el talud oceánico en los espacios marítimos”.

A raíz de esta deficiencia estructural desde mediados de los 90, el resultado que advierte el instituto es que “no se descubren nuevos yacimientos de bajo costo y el país está obligado a producir de los viejos yacimientos ya agotados con costos crecientes”.

Esta búsqueda de recursos en áreas en declive productivo que encarecen los costos de explotación “pone a las petroleras en una situación de atrapado sin salida que desde 2014 los obliga a demandar al Estado subsidios crecientes, un espectáculo lamentable y nunca visto”.,

Para el IAE, las petroleras “temen el riesgo exploratorio y se refugian exclusivamente en Vaca Muerta”, con la apuesta al shale gas, aunque hasta ahora sólo el 5% de la producción nacional de gas natural proviene en forma genuina de yacimientos no convencionales.

Ante ese análisis de situación, el informe planteó que si el país quiere un resultado distintos en su industria hidrocarburífera “es necesario que Argentina cambie el paradigma vigente para la toma de decisiones en materia de hidrocarburos y que se basa en forma exclusiva y excluyente en suponer que la única salida es la explotación de recursos de hidrocarburos no convencionales”.

“El nuevo paradigma debe consistir en la aplicación de una nueva estrategia petrolera y gasífera que combine a la apuesta por los recursos no convencionales, con la exploración convencional olvidada, en cuencas convencionales inexploradas”, enfatizó el documento.

En esa dirección el IAE consideró muy importante el reciente anuncio del Ministerio de Energía del lanzamiento de la exploración petrolera en el mar, previsto para el 1 de julio; la eliminación del subsidio del denominado “barril criollo” de petróleo, y la focalización de los beneficios del Plan Gas en la promoción de los recursos no convencionales. La producción petrolera argentina cae en forma ininterrumpida desde 1998 hasta el presente, y “el ritmo de caída se acelera en el último año hasta un inadmisible y preocupante 6,5% anual”.

La producción gasífera doméstica a su vez “está prácticamente estancada y crece a menor ritmo que la demanda de gas”, lo que se tradujo en los últimos años en la necesidad de incrementar las importaciones de gas natural.

9 recommended
326 views
bookmark icon