Opinión

Estados Unidos ya está exportando petróleo

• Bookmarks: 77


La prohibición desprestigiaba a EEUU cada vez que, de cara al mundo, argumentaba genéricamente en favor de la libertad comercial

 

Estados Unidos ya está exportando petróleo

EMILIO-CARDENAS-GRANDE

Por Emilio J. Cárdenas (*)

Por primera vez desde que se impusiera el sorpresivo embargo petrolero decidido por los exportadores árabes en los 70, se puede ahora exportar petróleo desde los Estados Unidos.

La prohibición se remontaba a 1975, cuando las colas interminables en las estaciones de servicio norteamericanas llenaron de profundo mal humor y desconfianza a toda una nación.

La prohibición aludida desprestigiaba a los Estados Unidos cada vez que, de cara al mundo, argumentaba genéricamente en favor de la libertad comercial. Por lo demás, el reciente levantamiento de las restricciones a la exportación debería provocar alguna mayor eficiencia en la determinación general de los precios de la producción del país del norte.

Pero lo cierto es que, levantada la veda, no ha sucedido nada inesperado. Las ventas han sido pocas como consecuencia de estar todos frente a un mercado groseramente saturado por la decisión saudita de inundar el mercado con dos presuntos objetivos: (i) limitar la producción no convencional (derivada del llamado “shale”) norteamericana y (ii) perjudicar a Irán, país que hoy está empeñado en una abierta lucha sectaria contra Arabia Saudita y las monarquías “sunnis” del Golf por la hegemonía regional, habiendo interrumpido recientemente las relaciones diplomáticas entre ambas naciones.

Los diferenciales de precios entre el tipo Brent y el West Texas Intermediate se habían ya reducido sustancialmente, por lo que no ocurrieron distorsiones de magnitud en los mercados. Por lo demás, las ventas a México de condensados había alcanzado ya un volumen del orden de los 600.000 barriles diarios. Más que lo que produce Ecuador. Y actuado a la manera de experiencia pionera. Curiosamente, entre las primeras exportaciones de crudo norteamericanas están comenzando a aparecer ventas a la ahora fundida Venezuela.

En el mediano plazo, los refinadores norteamericanos perderán presumiblemente alguna parte del buen margen de que hasta ahora disponían por el nivel más bajo del precio de su materia prima doméstica, cuando vendían al exterior gas-oil u otros productos.

En un mercado como el actual, que está claramente sobre-ofertado, la posibilidad de exportar seguramente no tendrá mayores efectos inmediatos en el nivel de los precios domésticos norteamericanos, razón por la cual no habrá tampoco, al menos en el corto plazo, un impulso demasiado significativo a la producción doméstica.

(*) Ex Embajador de la República Argentina ante las Naciones Unidas.

77 recommended
1124 views
bookmark icon