INTERNACIONALES

La formación del precio internacional del petróleo crudo

• Bookmarks: 66


Desde ECS repasan los factores de mayor incidencia en la formación del precio del petróleo

La formación del precio internacional del petróleo crudo

Por Mauricio E. Roitman (*).

Desde mediados de 2014 hubo una importante y abrupta baja del precio del petróleo que hizo que el tema no sea solo dominante en la discusión del propio sector energético sino también uno de los principales de la agenda económica a nivel nacional e internacional. Es por ello que este artículo repasa los factores que mayormente explican cómo se forma el precio del crudo, el cual  podría ser calificado como el commodity por excelencia, dado el tamaño y la complejidad de su mercado.

 

Precio-real-del-Petroleo

Los benchmarks internacionales de precios del crudo

Desde que la mexicana PEMEX adoptó en 1986 un sistema de determinación de precios  de mercado se han impuesto como claves del sistema de valuación del petróleo crudo la identificación de los denominados “benchmarks” internacionales. Los principales benchmarks físicos son: West Texas Intermediate (WTI), Dated Brent, Dubai-Oman y Urales.

Estos benchmarks son utilizados como referencia básica en el mercado spot, en los contratos de largo plazo y en los de futuros y opciones. Una de las características distintivas de estos benchmarks es que son precios “identificados” o “valorados” por las agencias de reporte de precios (Pricing Reporting Agencies, PRAs) -con distintas metodologías- sobre la base de las operaciones reales de volúmenes físicos de crudo negociados en el mercado, siendo las dos más reconocidas Platts y Argus. La razón de la necesaria valoración es que gran parte de las transacciones bilaterales no están a la vista del resto del mercado. Justamente, el problema que comparten todas estas referencias de precios, en distinto grado, es el relativo bajo volumen tomado en cuenta respecto del total comercializado mediante contratos. Esta característica hace al mercado internacional de petróleo crudo más “opaco”, dificultando el proceso de “descubrimiento” del precio por parte de las agencias.

El WTI es una mezcla de varios crudos livianos y dulces producidos en los Estados Unidos (Texas, Nuevo México, Oklahoma y Kansas). Es transportado mediante oleoductos y las entregas se realizan en Cushing, Oklahoma. La importancia del WTI radica principalmente en la gran cantidad de operaciones realizadas en el mercado norteamericano, el mayor mercado de crudo del mundo, que consume casi el 20% del total de la oferta mundial, produce un 12,3% y refina un 20,6% del crudo total comercializado a nivel internacional, según datos del año 2014 (BP, 2015).

Una ventaja del benchmark WTI respecto de otros es que exhibe un menor grado de concentración de mercado lo cual evita una referencia de precios influida por distorsiones de la competencia. Por el lado de las desventajas, el WTI suele presentar dislocaciones de precios respecto de otros benchmarks (y de otras referencias regionales de precios del crudo de los Estados Unidos) debido a problemas de logística y almacenamiento al ser transportado por oleoducto.

Por su parte, el Dated Brent es la denominación utilizada para los volúmenes físicos de crudo liviano del Mar del Norte que son vendidos con una fecha determinada de entrega. El Dated Brent incluye crudos como el Brent Ninian Blend y otros como Forties Blend, Oseberg y Ekofisk (conocidos como BFOE), sumados estos últimos al Brent original para darle más liquidez al benchmark. En conjunto representan una oferta diaria de 1 millón de barriles. Posee diversidad de vendedores y compradores y amplia aceptación por parte de las refinerías.

El otrora importante Arabian Light fue desplazado por Dubai como benchmark de los petróleos más pesados y de alto contenido de azufre de Medio Oriente debido a que los crudos saudíes se venden solamente mediante contratos de largo plazo. Como consecuencia de la declinación de su producción y pérdida de liquidez, el crudo de Oman se sumó para dar a los de Arabia Saudita, Irán y Kuwait un ingrediente importante para sus respectivas fórmulas de precios. Por esta razón a esta referencia de precios se la conoce como Dubai-Omán.

Por último, el benchmark del crudo Urales es el que permite valorizar el petróleo transportado desde Rusia y otros países de la ex Unión Soviética mediante oleoductos (Transneft). Es el segundo en términos de volumen de crudo físico vendido después del Arabian Light.

El proceso de formación del precio del crudo: información, convención y expectativas

A largo plazo los benchmarks internacionales tienden a moverse juntos, más allá de ciertos desajustes temporales de corto plazo, reflejando el conocimiento y las expectativas del mercado sobre los fundamentos y los arbitrajes. Algunos de ellos, principalmente el WTI, son el activo subyacente de derivados financieros que sirven para mitigar riesgos y proveer información útil para “descubrir” el precio del crudo.

En el mediano y largo plazo la tendencia seguida por los benchmarks está basada en lo que los agentes piensan sobre cuáles serán los fundamentos del mercado del petróleo crudo en un momento determinado. Es así que los fundamentos no perfectamente conocidos de ese mercado (oferta y demanda física) son “interpretados” mediante la formación de expectativas de los agentes económicos.

Consecuentemente, el precio del crudo emerge del proceso que mezcla la obtención de información imperfecta sobre los fundamentos del mercado y de la coordinación de expectativas de los agentes respecto de aquella información. En otras palabras, los juicios de los agentes dan forma a nivel agregado a una “convención” sobre los valores de esas variables y las estimaciones que los usan de base. Esa convención suele ser mas o menos estables en el tiempo hasta que algún hecho importante, de diversa naturaleza, la altera.

Un insumo relevante para la construcción de esa convención es la obtención de la mejor información actual sobre el mercado físico del crudo respecto de variables geológicas (estimación de reservas), técnicas (factor de recuperación), comerciales (viabilidad económica, nivel de stocks), de demanda (crecimiento económico esperado) y de acuerdos o conflictos políticos (especialmente en países miembros de la OPEP). Todos estos parámetros son conocidos en el presente con relativa incertidumbre.

Otro aspecto a tener en cuenta en el establecimiento de esa convención es el componente estratégico. Los agentes -tanto del lado de la oferta como de la demanda- saben que no solo está en juego su propio juicio e interpretación de los valores de las variables antes señaladas sino también el juicio de los otros agentes del mercado. Es decir, la convención se basa en una estimación conjunta e interrelacionada.

Es por ello que para llevar a cabo mejores pronósticos se necesita constantemente nueva y mejor información de fuentes consideradas relevantes por la mayoría de los agentes del mercado. En el corto plazo, las expectativas dependen de la nueva información sobre los fundamentos y sobre como los agentes prevén que los otros agentes reaccionaran ante esa nueva información. En el largo plazo, esas convenciones deberían depender más de las tendencias en los fundamentos, como la limitación o abundancia temporal del recurso y la evolución de la tecnología.

Los derivados financieros vinculados al petróleo ayudan a mejorar la liquidez del mercado y permiten arbitrajes para que las distintas referencias de precios a nivel internacional no se separen demasiado. Asimismo, expresan las expectativas de precios en los mercados físicos spots actuales. Por lo cual, los fundamentos y cómo estos son interpretados por los agentes son herramientas cruciales para comprender la formación de expectativas sobre los precios (IOSCO, 2010). Al mismo tiempo, la interrelación entre los mercados spot y futuros se hace evidente cuando estos últimos van corrigiendo sus valores en función de los precios spot corrientes.

Las convenciones presentes sobre el precio del crudo: las variables importantes

El entendimiento de la presente convención sobre los actuales fundamentos del mercado de petróleo crudo es útil para mejorar los pronósticos de precios. Al respecto, parece ser una buena guía la opinión del reconocido econometrista James D. Hamilton, que en su momento dio una explicación del comportamiento de las variables determinando altos precios del petróleo, sirve ahora también para subrayar la importancia de las mismas variables ante la baja: “Incuestionablemente las tres características claves en cualquier cuenta son la baja elasticidad precio de la demanda de crudo, el fuerte [Nota: ahora menor] crecimiento de China, Medio Este y otros nuevos países industrializados, y la falla de la producción global para incrementarse [Nota: ahora la oferta es más dinámica basada en la revolución del shale norteamericano y las arenas bituminosas de Canadá]” Hamilton (2009).

Otra opinión que da cuenta de ciertos consensos es la de Fattouh (2015) que destaca al respecto que: la causalidad es desde los desbalances de oferta y demanda hacia el aumento de los stocks; los altos niveles de stocks continuarán poniendo presión bajista al mercado hasta que aquellos de alguna manera se reduzcan; los recortes de producción de la OPEP siguen siendo el más efectivo mecanismo para disminuir los excesos de oferta; Arabia Saudita no está dispuesta a perder market share, recortando unilateralmente su producción, y el acuerdo en la OPEP es dificultoso; la pérdida o al menos la lenta reacción ante la baja de precios de la oferta incrementa la volatilidad; cambió la naturaleza del ciclo de inversión dado que en la industria del shale norteamericano aquel es más corto que en los países de la OPEP y los extra OPEP fuera de EE.UU. siendo la reacción de la oferta a precios aun no tan clara.

(*) Jefe de Proyectos de Consultoría en Energy Consulting Services (ECS).

Bibliografía y referencias

BP (2015), “BP Statistical Review of World Energy”, 64th edition.

Energy Charter Secretariat (2007), “Putting a Price on Energy - International Pricing Mechanisms for Oil and Gas”.

Fattouh, B. (2015), “Global Oil Markets – Current Developments and Future Prospects”, Oxford Institute for Energy Studies, Presented at the Bank of England, London, 17 July 2015.

Hamilton, J. D. (2009), “Understanding Crude Oil Prices”, The Energy Journal, Vol. 30. N°2.

IOSCO (2010), “Task Force on Commodity Futures Markets: Report to the G20”, OR08/10, November.

Purvin & Gertz (2010), “The Role of WTI as a Crude Oil Benchmark”, Mimeo.

66 recommended
2729 views
bookmark icon