INTERNACIONALES

EE.UU. podría comenzar a exportar crudo

• Bookmarks: 59


EEUU da luz verde para exportar petróleo ultra liviano

Cambia, todo cambia

En los Estados Unidos -por más extraño que suene- las compañías tienen prohibido exportar crudo libremente. La restricción se remonta a los años 70, cuando Estados Unidos se vio afectado seriamente por el embargo de varios países árabes y decidió poner en marcha una serie de medidas para limitar su exposición a los mercados internacionales.

Sin embargo, este año, las  petroleras comenzaron a exportar crudo ultra liviano que pueden ser reclasificados como combustibles si es previamente refinado, un instersticio que permite gambetear el  veto que ya lleva cuatro décadas.

Según el  Wall Street Journal, el Departamento del Comercio,  viene siendo objeto de fuertes presiones del lobby productor que pretende eliminar las restricciones justo cuando se produce excedentes en la producción mundial.

La senadora republicana Lisa Murkowski --la republicana de más alto rango en la Comisión de Energía del Senado-- ,dijo que la decisión de permitir las exportaciones de crudo condensado es "un paso responsable que refleja la nueva realidad del panorama de energía".

Murkowski, ha estado exhortando a la Casa Blanca durante todo el año a levantar su prohibición sobre las exportaciones de petróleo mientras que los grupos de presión de la industria ha comenzado una campaña en los medios -sobre todo en televisión- exhortando a levantar la prohibición.

“¿Quiénes quieren la prohibición de las exportaciones de crudo de Estados Unidos?” Irán y Rusia. No exactamente nuestros mejores amigos ", dice un anuncio del Petroleum Institute que comenzó a emitirse en septiembre pasado en una docena de estados y en el Distrito de Columbia. “El levantamiento de la prohibición de exportación de petróleo fortalece nuestra seguridad nacional. Con el auge de la energía de Estados Unidos, nuestros aliados no tienen que depender de la energía de Irán y Rusia”, sostuvo la senadora republicana Murkowski

Bajo las actuales regulaciones de Estados Unidos, las compañías pueden exportar combustible refinado estadounidense como gasolina o diésel, pero no petróleo crudo.  Pero el petróleo condensado puede ser exportado si ha pasado por una torre de destilación, un tipo de unidad de refinación, debido a que el proceso “resulta en que el crudo se convierte en un producto del petróleo que ya no es definido como crudo”, dijo el portavoz del Departamento de Comercio Jim Hock.

“Los estatutos existentes brindan restricciones específicas y autorizaciones respecto a las exportaciones de crudo”, dijo Hock. Algunos expertos en energía también concuerdan en que el la prohibición hoy no es consistente con la situación de hace 40 años.

Según algunos pronósticos  la explotación del petróleo de esquisto en los últimos años en Estados Unidos convertiría pronto al país en el mayor productor de crudo del mundo, superando a Arabia Saudí y a Rusia, pese incluso a la caida de los precios.

Concomitantemente, ha producido un exceso de crudo liviano en Texas y Louisiana que es difícil de procesar en esas regiones, debido a que las refinerías han invertido miles de millones de dólares para procesar los crudos más pesados de México y Venezuela.

Un asesor del Senado dijo que los envíos autorizados por el momento serán limitados, debido a que son condensados "estabilizados", o crudo que ha sido procesado para eliminar residuos livianos como el gas butano, para que pueda ser enviado a través de oleoductos para su transporte.

No se espera que el Congreso apruebe un proyecto de ley que levante la prohibición a las exportaciones de crudo antes de las elecciones del 4 de noviembre, debido a que ningún legislador quiere asumir la responsabilidad de un eventual aumento de los precios internos del crudo y derivados.

“No estoy descontando la oportunidad de avanzar este año”, dijo Murkowski “Hay algunos que han sugerido que no es posible avanzar antes de finales de 2015. Creo que la mayoría han sido sorprendida por la facilidad con que hemos impulsado el debate sobre esta cuestión.” agregó

El tema divide a la industria petrolera. Los productores de petróleo dicen que la prohibición hoy no tiene sentido. Fue impuesta en  la década de 1970, en un momento de escasez después del embargo petrolero árabe. La prohibición no se aplica a los productos refinados, y tampoco se aplica al crudo de Alaska, que a veces se exporta.

Defensores

Gerge Stigler -premio Nobel de Economía- sostenia en su tesis que son las grandes corporaciones las que “buscan” la regulación y las refinerias de los EE.UU. parecen darle la razón. Dicen que si el crudo se exportase, muchas de sus refinerías tendrían que cerrar.

Algunos analistas observan que las exportaciones podrían ayudar a mejorar los precios del gas –Henry Hub--que actualmente cotiza en torno a los US$ 2,50.-

Un informe reciente del gobierno dice que el levantamiento de la prohibición reduciría el margen de las refinerías, esta hipótesis es apoyada por  el sindicato United Steelworkers que representa a unos 30.000  trabajadores.  Algunos grupos ambientalistas también se oponen a las exportaciones.

En el Congreso, se presenta una división curiosa: los estados productores de petróleo son en mayor parte gobernados por republicanos, mientras que los refinadores son a menudo gobernados por demócratas.

Por su parte, el senador Robert Menéndez, demócrata de Nueva Jersey, sostiene que : “El levantamiento de la prohibición de crudo podría elevar los precios del gas, costará empleos en Estados Unidos y ayudaría al crecimiento de la economía de China, mientras que colocaría nuestro futuro energético en riesgo y nos haría vulnerables a grupos terroristas

59 recommended
1296 views
bookmark icon