INTERNACIONALES

Brics impulsan banco de inversión

• Bookmarks: 62


El Nuevo Banco de Desarrollo fundado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, cuenta con un capital de 100.000 millones de dólares y aprobarásus primeros proyectos en enero de 2016

 

Cansados del FMI, los BRICS avanzan hacia un nuevo orden financiero mundial

 

Como buen árbitro de las finanzas públicas, el FMI fue tiempo atrás muy temido por políticos derrochadores. Sin embargo, en los últimos años el organismo ha pasado a ser un ente politizado, que ha perdido de vista sus objetivos originales. Desempeñó un papel clave, junto con el Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo, en el restablecimiento del orden de Europa tras el colapso de la Unión Soviética, pero en la actualidad su labor es bien distinta.

Por eso, las naciones que integran el bloque BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), cansadas de esperar una reforma del sistema de voto dentro del FMI, avanzaron hacia un verdadero nuevo orden mundial.

Con el objetivo de que los países emergentes puedan financiarse con un sistema alternativo a las instituciones internacionales, dominadas por Estados Unidos, las naciones del BRICS inauguraron en Shanghai el New Development Bank (Nuevo Banco de Desarrollo).

La institución internacional, fundada por los cinco países BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), tiene un capital estimado de 100.000 millones de dólares y financiará grandes proyectos de infraestructuras de interés general en los países que lo soliciten. Estos cinco países representan el 40% de la población mundial y una quinta parte del Producto Interior Bruto (PBI) del planeta.

 

“Nuevos centros de poder”

 

La creación del banco es un intento de romper la hegemonía de instituciones financieras como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), acusados de no tener en cuenta a las naciones emergentes.

El nuevo banco, cuya creación fue anunciada en julio de 2014, estará presidido por un exbanquero indio, K.V Kamath, nombrado en mayo para un mandato de cinco años. Kamath, un profesional experimentado que dirigió durante 13 años el banco ICICI y lo hizo crecer, también trabajó en el Banco Asiático de Desarrollo.

La apertura del banco de los BRICS llega dos semanas después de una cumbre de los cinco países, organizada en la ciudad rusa de Ufá, un centro industrial al oeste de los Urales, bajo el patronazgo del presidente ruso, Vladimir Putin. Por la parte Argentina asistieron Eduardo Eurnekian, Juan Manuel Collazo, y Yamil Quispe por el Gobierno Argentino.

Rusia, cuya economía se ha visto muy afectada por las sanciones relacionadas con el conflicto en Ucrania y la caída del rublo, espera que el nuevo banco y sus importantes reservas de divisas sirvan para limitar la influencia del FMI y el BM.

En la cumbre de Ufá, el ministro de Exteriores ruso Serguei Lavrov, destacó que los BRICS “ilustran un nuevo sistema de relaciones internacionales multipolares” y demuestran la creciente influencia de los “nuevos centros de poder”.

China, la segunda economía mundial, inauguró además otra institución financiera multilateral, el Banco Asiático de Inversión en Infraestructuras (BAII), con sede en Pekín.

El BAII tiene también un capital de 100.000 millones de dólares y fue creado a finales de junio por cincuenta Estados, entre ellos varios países occidentales como Francia, Alemania y el Reino Unido, aunque China es el principal contribuyente con un 30% de participación. Sin embargo, Estados Unidos y Japón no participan en esta institución.

Según el ministro chino de Finanzas, Lou Jiwei, tanto el banco de desarrollo como el BAII no harán la competencia a otras instituciones internacionales similares. El banco de los BRICS “trabajará de manera positiva y complementaria con el sistema financiero existente y buscará innovaciones en la gobernanza”, afirmó el ministro citado por la agencia oficial Xinhua.

Las operaciones de la nueva institución no empezarán hasta principios de 2016. La creación del banco de desarrollo de los BRICS supone un cambio importante en el sistema de gobernanza económica mundial aunque, según los expertos, no logrará destronar el sistema actual nacido después de la Segunda Guerra Mundial y dominado por los occidentales.

El Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial siguen siendo los pilares del sistema financiero mundial, ayudando a los países en dificultades o apoyando proyectos de desarrollo.

Pero estas instituciones, creadas por los acuerdos de Bretton Woods de 1944, han sido criticadas con frecuencia, en particular porque desde entonces tanto el Banco Mundial como el FMI sólo han tenido presidentes europeos o estadounidenses.

Dentro del FMI, por ejemplo, China, la segunda economía mundial, tiene el mismo peso que un país como Italia. El BRICS se ha planteado tener una entidad financiera de la que surjan mecanismos capaces de estabilizar los mercados nacionales y con ello crear reservas para enfrentar cualquier crisis en la economía mundial.

Ofrecer créditos conjuntos para diversos proyectos de inversiones y en general para ampliar las relaciones comerciales y económicas, es uno de los objetivos principales.

La entidad aprobará los primeros proyectos para financiar infraestructura en enero de 2016, elegirá cinco iniciativas presentadas por los países.

El nuevo banco articula una alternativa a los organismos multilaterales de crédito como el FMI y el Banco Mundial, con fondos iniciales de 50.000 millones de dólares -10.000 millones por país- y que tienen el respaldo de este conjunto de naciones que representan 40% de la población y un quinto del PIB del planeta.

El fondo de contingencia pondrá a disposición 100.000 millones de dólares para ayuda mutua en caso de crisis y ya cuenta con todas las ratificaciones necesarias para estar operacional poco después del encuentro.

China aportará 41.000 millones de dólares, India, Rusia y Brasil 18.000 millones cada uno, y Sudáfrica 5.000 millones. Además, los cinco países en conjunto poseen el 45 por ciento de la fuerza laboral global; y explican el 15 por ciento del comercio mundial.

Los BRICS tienen una superficie territorial de 38,5 millones de kilómetros cuadrados, 27 por ciento del total en el mundo.

El New Development Bank está abierto a captar nuevos miembros de países similares como México, Turquía, Indonesia o Nigeria.

Países como Argentina y Grecia, examinan la posibilidad de unirse al banco de desarrollo del BRICS, este último tras el ofrecimiento del viceministro ruso de Finanzas, Serguéi Storchak al Primer Ministro griego Alexis Tsipras.

El Banco de Desarrollo está destinado a la financiación de proyectos de infraestructura de los Estados fundadores, pero también puede ofrecer capital a otros países en vías de desarrollo como mecanismo financiero alternativo. El ofrecimiento ruso llego el mismo día en que el Eurogrupo debate en Bruselas la situación financiera de Grecia y el progreso de las negociaciones con sus socios.

Argentina está pendiente ya que el Banco de Desarrollo en el caso argentino se estudiara como alternativa para incrementar la reserva nacional.

62 recommended
1268 views
bookmark icon