PETRÓLEO & GAS

“Loma Campana es una bisagra en la historia de la provincia de Neuquén”

• Bookmarks: 80


El gobernador neuquino Jorge Sapag destacó que en la provincia hay 139 equipos en operación, casi el triple de los que había en 2009 y detalló el impacto para los próximos 10 años en los que se prevén al menos 400 equipos

 

“Loma Campana es una bisagra en la historia de la provincia de Neuquén”

SAPAG_2015

El inicio del desarrollo de Vaca Muerta -aseguró el gobernador Jorge Sapag- “le permite a la provincia avizorar un futuro para los próximos diez años de propuestas de inversión por 100.000 millones de dólares a razón de 10.000 millones de dólares por año”.

En diálogo con Energía&Negocios, el mandatario neuquino destacó que “para lograr el autoabastecimiento en los próximos cinco o seis años hace falta desarrollar cinco proyectos similares a Loma Campana, donde las inversiones son del orden de los 16.000 millones de dólares”.

 

-¿Cuáles fueron los principales logros de su administración en materia energética?

Por la madurez de los yacimientos, la caída de la producción de gas comenzó en 2004 y la del petróleo en 1999. Esto había que revertirlo. Nosotros tomamos algunas herramientas como la conformación de Gas & Petróleo del Neuquén, con lo que captamos socios e inversiones por 3.000 millones de dólares entre el 2013 y 2016. La Ley 26.015 provincial que extendió los contratos que vencían en 2017 hasta el 2027, diez años de extensión. Al mismo tiempo, propiciamos con Nación la creación de nuevas herramientas como los programas Gas Plus, Petróleo Plus y Refino Plus.

Esto se vio en los resultados y las exploraciones aumentaron pero tuvimos que enfrentar la crisis del 2008. Cuando asumí los precios estaban muy bajos, 42 dólares el barril cuando el precio internacional estaba al doble, 1,5 dólares el millón de BTU cuando a Bolivia le pagábamos 8 dólares y el GNL a 14 dólares. Había que tomar acciones en materia de precios por dos motivos: en el corto plazo la interesaba a la provincia mejorar sus ingresos pero en el mediano plazo nos interesaba aumentar las inversiones. Y nadie iba a invertir con esos valores para aumentar la producción.

 

- Sin embargo se logró atraer importantes inversiones para el desarrollo de Vaca Muerta, ¿Qué significa esto para la provincia y cuál es el panorama de los no convencionales?

Creo que fue muy importante haber incentivado a las empresas para que exploren los horizontes no convencionales. Esto nosotros lo trajimos como idea en el año 2007 desde Canadá y eso dio sus resultados. El primer pozo se perforó en Loma La Lata, entre marzo y julio de 2010. Después se hicieron dos más. Después se perforó en La Amarga Chica, Bajada Añelo y Bandurrias. Estos seis primeros pozos de los años 2010 y 2011 pusieron de manifiesto una nueva curva de conocimiento en Vaca Muerta.

Desde el 2010 hasta la fecha se han hecho 700 pozos no convencionales tanto de tight gas como de shale gas y shale oil. El 20% de la producción de gas de la provincia ya es no convencional y un 20% de la producción de petróleo también es no convencional. El desarrollo de Loma Campana, como el primer desarrollo no convencional del mundo fuera de Estados Unidos, en un año y medio está produciendo casi 40.000 barriles equivalentes de petróleo (32.000 barriles de crudo y 3 millones de metros cúbicos diarios de gas). Esto significa una bisagra en la historia de la provincia de Neuquén. Una provincia energética, que el 80% de su economía depende del gas y el petróleo, no podía darse el lujo de perder sus reservas y su producción en los próximos 6 o 7 años. Esta bisagra le permite a la provincia avizorar un futuro para los próximos diez años de propuestas de inversión que se tienen que efectivizar, pero son propuestas que desde el punto de vista de los proyectos ya están, por 100.000 millones de dólares a razón de 10.000 millones de dólares por año en gas y petróleo. Pasamos de 700 millones de inversión en el 2009 a estar con 4.800 millones de dólares en 2014 y creo que vamos a estar en 5.700 millones este año. Y pasamos de 250 pozos a 560 pozos perforados en 2014 y este año se van a perforar alrededor de 600 pozos entre convencionales y no convencionales.

Para los próximos diez años podemos esperar que Neuquén produzca casi la tercera parte de petróleo y gas que se produjo en los últimos cien años. Esto es bueno para las finanzas públicas provinciales, para el ahorro de divisas y para la mayor producción y abastecimiento local.

Para procurar lograr el autoabastecimiento en los próximos cinco o seis años hace falta desarrollar cinco proyectos similares a Loma Campana, donde las inversiones son del orden de los 16.000 millones de dólares.

El panorama que podemos avizorar es bueno en generación de empleo, regalías, impuestos provinciales, sustitución de importaciones, ahorro de divisas y generación de trabajo argentino.

 

- Una de sus principales propuestas en la campaña de 2007 fue la creación de una petrolera pública provincial. ¿Qué impacto tuvo para la provincia y para el sector la creación de Gas & Petróleo?

G&P la creamos en 2008 como herramienta provincial para captar inversiones. Como balance te puedo decir que captamos 3.000 millones de dólares para exploración. A partir de esos 3.000 millones se produce el primer piloto que se puso en marcha hace dos meses con Wintershall Energía en Aguada Federal. Es una inversión de 120 millones de dólares y una vez terminado el piloto y probada la comercialidad va a ser una inversión de 3.000 millones de dólares.

Gas & Petróleo nació con cero aporte del Estado neuquino. A la empresa se le aportaron los bloques marginales o los bloques que no tenían ninguna producción. A partir de enero de este año G&P empezó a facturar un millón de pesos por día. Este fue su despegue como empresa comercial, al tener flujo positivo de caja. Está produciendo 500.000 metros cúbicos diarios de gas que es el 1% de la producción de la provincia de Neuquén y tenemos varios proyectos para colaborar en el aumento de la producción.

Es la prueba clara que no se trata de empresas públicas o privadas ni chicas ni grandes. Creemos que como en Estados Unidos y Canadá lo que necesita Argentina son más empresas. Hay sólo 22 o 23 operadoras en nuestro país mientras que en Estados Unidos y en Canadá hay 2.000 operadores. Necesitamos por lo menos unas 200 empresas operadoras entre chicas, medianas y grandes, continuar con esta tarea de YPF estatal que puso mucho coraje, esfuerzo y dinero en Loma Campana junto con Chevron. Pero lo que hay que hacer es captar muchas más empresas porque para totalizar los 100.000 millones de dólares de inversión que hacen falta para el autoabastecimiento con una sola empresa no basta. Tienen que estar todas. Hoy YPF es la mayor productora y la mayor inversora en Neuquén y eso es muy bueno.

 

-¿Cómo impactó a la provincia la nacionalización de YPF?

YPF es la petrolera de bandera con el 51% de capital nacional y una parte le corresponde a las provincias en la medida que podamos integrar el capital. A partir de la nacionalización se han derivado muchos fondos y se han conseguido fondos de empresas como Chevron, Dow Chemical y Petronas. YPF ha tenido el coraje y la valentía de desarrollar Loma Campana. Esto es muy importante porque en los últimos 18 meses se han invertido 2.800 millones de dólares y esto no sólo ha puesto en marcha el desarrollo no convencional en la provincia de Neuquén a nivel masivo sino que también ha elevado la curva de conocimiento. Tener 700 pozos permite a las empresas intercambiar información y ver si un pozo debe ser horizontal o vertical, como hay que hacer las fracturas, como son las fallas que aparecen porque no todo es uniforme ni todo es igual. Vaca Muerta no es igual en los 30.000 kilómetros cuadrados de la Cuenca Neuquina, es bien diferente. Esa curva de conocimiento ha crecido tanto que le permite a las demás empresas tomar decisiones.

 

-¿Qué desafíos tiene por delante la provincia de Neuquén en materia de no convencionales?

El desafío que hay en el desarrollo de los no convencionales es implementar mayor cantidad de pilotos. Ya tenemos el piloto de YPF con Dow, YPF con Chevron, YPF con Petronas y el de G&P con Wintershall Energía. Y ahora los desafíos son el piloto de Total con YPF, el piloto de Total con G&P, el piloto de Shell con G&P, seguramente Exxon Mobil desarrolle uno y Petrobras que tiene que desarrollar un piloto en Río Neuquén.

Los desafíos son desarrollar los pilotos y al mismo tiempo hacer que los pilotos se conviertan en campos de desarrollo.

 

-¿Neuquén está negociando el desembarco de Gazprom?

En realidad las negociaciones las ha mantenido YPF en Rusia y el gobierno nacional a partir de la reunión de la Presidenta de la Nación con Vladimir Putin. Hay interés de Gazprom de invertir en Vaca Muerta. Bienvenidos los capitales de todas las partes del mundo que quieran venir a la provincia de Neuquén. G&P mantuvo conversaciones con Gazprom en el pasado pero no se avanzó en nada concreto. Gas & Petróleo ya tiene 52 uniones transitorias de empresa en 52 bloques así que tiene bastante trabajo por delante. Pero estamos abiertos para todos los que quieran invertir.

 

- El desarrollo del shale que se dio en los últimos años supone un desafío importante en cuanto a infraestructura, ¿Cómo está preparada la provincia para recibir más inversiones en no convencionales?

Básicamente el tema de urbanizaciones, rutas, vías férreas y obviamente que la planificación urbana exige viviendas, hospitales, escuelas, nexos para llevar agua y gas. Es un gran desafío y nosotros exigimos que la reforma de la ley 17.319 se pusiera un capítulo que cualquier desarrollo no convencional que se haga en la provincia tiene que tener a la par por parte de Nación partidas presupuestarias nacionales destinadas a infraestructura porque sino el presupuesto provincial se ve afectado por estos impactos económicos. Ahora estamos trabajando con parte de los fondos que se había convenido con YPF y Chevron. De los 1.000 millones de pesos, 500 millones están destinados a una autopista que va desde Centenario hasta Añelo. Tenemos gasoductos y oleoductos ociosos, al 50%, la infraestructura de ductos está preparada. Hay que hacer más electroductos, estamos haciendo una inversión muy fuerte en energía eléctrica en Añelo para abordar justamente la mayor demanda que hay por parte de los operadores. Pero todo esto exige un replanteo total porque el desarrollo no convencional de Loma Campana nos sirve como experiencia para saber qué sectores debemos potenciar y donde no hay que equivocarse porque así como hay ventajas, que se han creado 13.500 puestos de trabajo nuevos o la posibilidad de aumentar la recaudación en el corto plazo, están las desventajas que significan los aumentos de los alquileres, el aumento de los precios, del tráfico, el crecimiento de la población con todas sus necesidades. La tarea por delante es gigante tanto para las empresas privadas como para el Estado y hay que entender que las empresas tienen que manejarse en un marco de responsabilidad social empresaria muy fuerte y el Estado exigir muchísimo en materia de control ambiental. Estas tareas hay que realizarlas para que la industria sea sustentable y sostenible.

80 recommended
1349 views
bookmark icon