YPF encara un nuevo rumbo

39


 

Tras la renuncia de Ricardo Darré, YPF informó que decidió reorganizar su equipo de gestión “para impulsar su expansión y transformación”, por lo que se creó un comité ejecutivo que será el máximo órgano de gestión y una vicepresidencia ejecutiva de Operaciones y Transformación.
“Con el objetivo de afrontar una nueva etapa de crecimiento, expansión y transformación de la compañía, el presidente de YPF, Miguel Gutiérrez, en conjunto con el directorio, decidió reorganizar la estructura del equipo de gestión con la creación de nuevas áreas y la concentración de la máxima instancia de la dirección en un nuevo Comité Ejecutivo”, señaló la empresa en un comunicado.
El comité ejecutivo de YPF que reemplazará a quien fuera hasta ahora el Gerente General de la compañía, afronta una coyuntura marcada por desafíos en todos los frentes del negocio -desde la exploración de petróleo y gas hasta la venta de combustibles, pasando por el transporte y la refinación-, en medio de una clara transformación del sector energético en su conjunto.
Darré, en su rol de CEO, encabezó una etapa decisiva luego de la gestión concluida en marzo del año pasado por Miguel Galuccio, quien comandó a la compañía reestatizada en abril de 2012.
Al frente de la mayor empresa del país, el ahora ex CEO impulsó “una serie de medidas que le permitieron adecuar la estructura al nuevo contexto, tanto nacional como internacional, en la búsqueda de la eficiencia y la competitividad”, según el comunicado emitido hoy.
Ejemplo del rumbo emprendido, enumera la comunicación, fueron las adendas laborales en las provincias de Neuquén y de Chubut; el acuerdo con Santa Cruz, que rebajó las regalías del 12 al 5%; los niveles de rentabilidad a partir del desarrollo de la formación de Vaca Muerta; y “la revaluación de activos de la empresa a la luz del nuevo escenario de precios”.
Como trasfondo del recambio en YPF -de gran repercusión en los medios internacionales- los analistas privados mencionan el ritmo de explotación en los yacimientos de hidrocarburos no convencionales.
La compañía exhibe como un éxito los acuerdos con operadores privados de talla global, el último de ellos hace apenas unos pocos días, con la noruega Statoil.
Hay, sin embargo, quienes juzgan aún escasas las inversiones y limitados los pozos perforados, al comparar los anuncios y los hechos con las expectativas, afectadas también en el declinante sector de hidrocarburos convencionales.
Otros retos por delante pasan por la optimización técnica y financiera para seguir mejorando resultados e invertir unos US$ 4.000 millones en 2018, un poco más que este año.
En la agenda de cortísimo plazo figuran, entre otros temas de pareja relevancia, el desarrollo de energías renovables (eólicas); el alineamiento del precio del barril petrolero a la cotización global; la venta de la participación en Metrogas; el desarrollo de baterías de litio; y la expansión de la infraestructura para recarga de los autos eléctricos.
La “concentración de la máxima instancia de la dirección” en el comité ejecutivo, promete YPF, se vincula “con el objetivo de afrontar una nueva etapa de crecimiento, expansión y transformación de la compañía”.
Tras el objetivo de “impulsar su expansión y transformación” de la compañía se decidió reorganizar el equipo de gestión, lo cual incluyó la creación de una vicepresidencia ejecutiva clave, la de Operaciones y Transformación, a cargo de Carlos Alfonsi.
Los retos de YPF recaen además -junto al presidente, Miguel Ángel Gutiérrez- en forma conjunta sobre otros cinco directivos: Daniel González, al frente de la jerarquizada vicepresidencia de Administración y Finanzas; Sebastián Mocorrea, vice de Asuntos Corporativos, Comunicaciones y Marketing; Santiago Martínez Tanoira, vice ejecutivo de downstream; Pablo Bizzotto, vice ejecutivo de upstream; y Marcos Browne, vice ejecutivo de Gas y Energía.
Gutiérrez encabezará, adicionalmente, el nuevo comité de Estrategia y Transformación a nivel del directorio, que integrarán las autoridades de los otros comités y el director titular por la clase A, el ex secretario de Energía Emilio Apud, mientras otro director, Daniel Kokogian, liderará a su vez un Comité de Asesoramiento de Geociencias que formulará recomendaciones al grupo ejecutivo.
Un conjunto de decisiones tácticas y estratégicas se avecina en la petrolera con mayoría de capital estatal, de fuerte impacto en el sector energético como en el mercado de capitales, que deberá aguardar hasta noviembre la difusión de los resultados que arroje el balance del trimestre actual.
39 recommended
398 views
bookmark icon