Shell compraría Shell, indirectamente

31


Tras el viaje de Mauricio Macri a Holanda, corrió el rumor de que YPF compraría la red de estaciones de servicio de Shell. Pero esta versión fue descartada rápidamente, aunque se afirma que la empresa argentina habría concretado una oferta.

Luego de que las informaciones que descartaban la posibilidad de que YPF comprara la cadena, comenzó a hablarse de “un tapado” para quedarse con la cadena: Trafigura. Aunque tiene sede en suiza, Trafigura es una subsidiaria de la holandesa Trafigura Beheer B.V.

Esta versión también comenzó a enfriarse con la aparición de un nombre desconocido en nuestro ámbito, Raizen Energia.

Los rumores dicen que Raizen está cerca de comprar la red de estaciones de servicio de Shell Argentina en una operación que rondaría los 1.000 millones de dólares. Raizen Energia S.A. y sus filiales (RESA) es una sociedad anónima brasileña controlada por Royal Dutch Shell en conjunto con otras controladas (Cosan Limited, “Cosan”).

RESA se dedica a la producción y comercialización de azúcar y etanol y al comercio, tanto nacional como internacional, a través de sus filiales Raizen Trading LLP y Raizen International Universal Corporation, como co-generación de energía producida a partir de bagazo en sus 24 plantas situadas en el Centro Sur de Brasil .

Raízen es la tercera mayor compañía de energía brasileña por ingresos y la quinta más grande de Brasil. La empresa se formó en 2010 a partir de la fusión de los activos de azúcar, combustible y etanol derivados de azúcar de Cosan y Royal Dutch Shell en Brasil. La compañía tiene un valor de mercado de aproximadamente US $ 15 mil millones y un ingreso de alrededor de US $ 26 mil millones.

A su vez, Raízen tiene una red de 4.500 estaciones de combustible bajo la marca Shell,  y una producción de etanol de más de 8.300.000 m3. La compañía también tiene 23 plantas, con capacidad de trituración de caña de azúcar de 62 millones de toneladas por año y tiene 900 megavatios de capacidad instalada de producción de energía eléctrica a partir del bagazo de caña.

En el área de combustible, la empresa conjunta comercializará aproximadamente 20 mil millones de litros para los segmentos de transporte, industria y su red de estaciones.

Raízen, que controla la segunda mayor cadena de estaciones de servicio de Brasil, habría explorado alternativas de financiamiento para el acuerdo con bancos o en mercados internacionales de bonos.

A pesar de la versión, en un comunicado, la empresa Shell dijo que no haría comentarios sobre acuerdos potenciales. Una situación similar se dio por el lado de la empresa Raizen, recordemos, también controlada por Shell.

Shell tiene 630 estaciones de servicio en la Argentina, y puso la unidad a la venta a principios de este año como parte de un programa global de desinversión de 30.000 millones de dólares para reducir la deuda después de la adquisición del año pasado de BG Group.

En el mercado local de comercialización de combustibles, Shell posee un 20 por ciento del mercado, bastante detrás de la petrolera con mayoría de capital accionario estatal, YPF que tiene una participación superior del 55 por ciento, por por sobre otras compañías privadas Axion (del grupo Bridas), 12%; Petrobras (de Pampa Energía) 6%; y Oil Combustibles 4%.

En Brasil, la red de estaciones de servicio de Raízen utiliza la marca Shell, e incluso el presidente ejecutivo de Raízen, Luis Henrique Guimaraes, habría participado personalmente en las negociaciones de adquisición.

Otros en carrera

Los trascendidos indican que otras habrían ofertado por la red, como la chilena Quinenco y Petrochina de China National Petroleum. Según pudo saberse por fuentes vinculadas al proceso de subasta competitivo que es supervisado por el Credit Suisse Group.

 

 

31 recommended
515 views
bookmark icon