PDVSA con problemas para cumplir con China y Rusia

68


 

La situación de la estatal venezolana preocupa al mercado debido a las fallas detectadas en el envío de crudo hacia dos de sus aliados y financistas, Por la caída de sus stocks no puede cubrir los despachos de combustible.

La empresa parece tener problemas para pagar sus deudas debido a que no tiene suficiente producción de crudo para solventar los acuerdos que pactó a cambio de recibir grandes financiamientos destinados a la ayuda en proyectos sociales y de infraestructura en el país sudamericano, a cambio de crudo extra pesado y combustible.

Sin embargo, se han registrado fuertes retrasos por poca producción y la falta de pago a proveedores que ayudan en el proceso de traslado de esa carga a su destino. La deuda de PDVSA rondaría los US$ 750 millones y los retrasos vienen sucediendo desde hace más de un año.

De hecho, una carga de combustible para aviones y diesel, con un total de 88.000 bpd debió ser entregada hace tres meses a la compañía rusa Rosneft y las chinas PetroChina y Chinaoil, sin que la entrega se haya realizado. Por otro lado, un cargamento de 1,8 millones de barriles de combustible que iba a PetroChina no pudo pasar de las Bahamas, donde PDVSA alquila un espacio de almacenamiento en el puerto de Borco, debido a que debe el pago por uso de los tanques desde 2016.

Otra carga de 2 millones de barriles de combustible con destino a China, en noviembre se aplazó debido a que los barcos estaban en condiciones de navegar en aguas internacionales según las regulaciones ambientales.  Según los documentos casi 10 millones de barriles de productos refinados tiene retraso de hasta 10 meses. No cumplir con China y Rusia puede causarle serios conflictos a Venezuela, ya que la estatal venezolana les vende a éstas alrededor de un tercio del total de las exportaciones de petróleo y combustible que emite.

“PDVSA está tomando un riesgo legal por el aplazamiento de las cargas a los clientes clave y un riesgo financiero, siempre que también retrasa las entregas a los clientes que pagan en efectivo”, dijo Francisco Monaldi, compañero en la política energética de América Latina en el Instituto Baker en Houston. Los países compradores del crudo venezolano, están considerando buscar otros mercados si continúan las fallas. Rusia y China por su parte, se mantienen callados y siguen ofreciendo flexibilidad a su socio, apoyándose en las relaciones diplomáticas.

68 recommended
646 views
bookmark icon